Un vaso de vino en Cantabria, la mejor inversión de mi vida

He quedado con unos amigos para comer en San Vicente de la Barquera, Cantabria. La cita es en el restaurante Maruja, seguramente el mejor de la villa marinera en cuestión de mariscos y pescados, junto con el Boga Boga. Los dos están en la Avenida del Generalísimo, que a los pejines (que así se conoce a los del lugar) no les gusta engañar y llaman a las cosas por su nombre de toda la vida, al pan, pan; al vino, vino; y a la Avenida del Generalísimo… pues eso. Sigue…

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. carlos marti
    Ene 19, 2012 @ 13:29:39

    Buenas comidas nos hemos metido en el Maruja. Qué buenos recuerdos me traen aquellos días…

    Carlos Martí

    Responder

  2. José Luis del Moral
    Ene 19, 2012 @ 13:49:28

    ¿Y no te pusieron nada de tapa? Digo yo que eso también debería figurar en la beneficiosa relación de las cosas a que da derecho un vaso de vino.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s