El problema de las fuentes


El escritor de viajes, como cualquier escritor, puede echar mano en cualquier momento de la literatura, de la subjetividad, de la fantasía. El relato sobre un país, sobre un viaje, no necesita forzosamente ser veraz. Puede tener grandes dosis de ficción. Sin embargo el periodista de viajes es otra cosa. El viaje puede ser el mismo, pero tratado por un periodista se supone que tiene que ser una crónica veraz, posiblemente subjetiva, pero no fantaseada o con datos conscientemente tergiversados. Aquí surge el problema de las fuentes. Sigue…

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jitka Jirátová
    May 21, 2012 @ 07:39:53

    Buenísimo como siempre, Fernando. Felicidades! Eres un maestro!

    Responder

  2. Fernando Pastrano
    May 21, 2012 @ 10:47:56

    Gracias por tu comentario, Jitka. Sobre todo porque viene de una buenísima y siempre fiable “fuente”.

    Responder

  3. José Luis del Moral
    May 21, 2012 @ 11:32:38

    Qué razón tienes, querido Fernando, siempre acertado en tus comentarios. No me he encontrado yo por esos mundos de dios guías nativos que no tienen ni pajolera idea.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: