Abróchense el cinturón… súbanse el escote


“Señores pasajeros abróchense el cinturón de seguridad, mantengan el respaldo de su asiento en posición vertical y su mesita plegada. Les recordamos que no está permitido fumar en el avión”. Esta letanía forma parte de la rutina habitual de un despegue y, como con la demostración de seguridad, la atención del pasajero es proporcionalmente indirecta a sus horas de vuelo. Pero la monotonía puede acabar, y a no mucho tardar es probable que escuchemos: “Abróchense el cinturón… súbanse el escote”. Leer más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: