Un viaje a Portugal pasando por Barcelona, Granada, Ayamonte…

Con Mísia en el photocall después del concierto. (Foto: Pilar Arcos)

Con Mísia en el photocall después del concierto. (Foto: Pilar Arcos)

He ido (una vez más) a Portugal y he vuelto a Madrid en el día. En realidad he estado en Portugal y Madrid a la vez. He llegado hasta Oporto pasando por Barcelona y Granada, por Ayamonte y Faro. He sentido la intensidad ibérica en todo su poderío, la saudade, que cuando se hace música se llama fado.
Me he asomado por la gran “janela” (ventana) -una de las palabras que más me gusta del portugués- de un escenario al Atlántico más Mediterráneo que existe. He visto cantar a Mísia en el IV Festival de Fado de Madrid. La he oído andar levitando por el tablado, descalza, como a élla le gusta, sintiendo la vida pegada a sus pies.
Mísia, Gisela Joao y Carlos do Carmo, son la santísima trinidad del fado y nos acaban de visitar.
Mísia, que es casi de mi generación (más joven), no se atrevió con el fado hasta la década de los 90, pero cuando le hincó el diente, ese mordisco tuvo más consecuencias que el de Blancanieves a la manzana. Lo revolucionó por completo.
Susana María Alfonso de Aguiar, que ése es su nombre original (Mísia se llamaba una de las musas del pintor Toulouse Lautrec), nos ha traído esta vez un Tributo a Amalia Rodrigues, la indiscutible “Reina del Fado”, en el decimoquinto aniversario de su muerte. Y nos lo explicó en un perfectísimo castellano, porque aunque su padre era del norte de Portugal (“muy british”), su abuela y su madre eran catalanas, artista una (“de lo que hoy se llama burlesque”), dio sus primeros pasos el mítico “El Molino” de Barcelona, la otra bailarina de danza española.

Mísia y Lili, la secretaria de Amalia Rodrigues. (Foto: Pilar Arcos)

Mísia y Lili, la secretaria de Amalia Rodrigues. (Foto: Pilar Arcos)

Desenfadada (¿de vuelta?) y divertida (sí, de vuelta) Mísia nos contó algo de su vida. Por eso ella habla tan bien el español. Irónica, nos dijo que sus compatriotas, que intentan hablarnos en castellano cuando vamos a Portugal, hacen un verdadero esfuerzo, “no es algo innato en nosotros”.
Y sin embargo, cada vez que la veo actuar, o tomarse una copa de vino en el cóctel posterior (photocall incluido) me pasa como con otra intelectual portuguesa, María de Medeiros, que la veo muy francesa. ¿Será por su “charme”? ¿Por Toulouse Lautrec?…
Vestida de negro riguroso a lo Edith Piaf, descalza a lo Cesária Évora, sola con sus cuatro músicos, Mísia a lo Mísia llena el inmenso escenario de la Sala Roja de los Teatros del Canal. A la guitarra portuguesa un joven maestro que no utiliza partituras, Luis Guerreiro; al piano y acordeón, el multidisciplinar Pedro Santos; al violín, el académico perfeccionista Luís Cunha; y a la viola de fado, el temperamental Daniel Pinto. La miro y la remiro, pero la viola desde siempre me ha parecido una guitarra española, y eso que hace tiempo que me explicaron que hay viola braguesas, amarantinas, de arame, da terra, campaniças…. pero yo erre que erre sigo viendo y oyendo en ellas a una guitarra española. Es más, me gustan las “guitarradas”, esos duelos de guitarras portuguesas y españolas, que se me antojan una metáfora de cómo deberíamos colaborar los dos pueblos vecinos, hermanos siameses, de pata negra, como el cerdo ibérico.
Mísia canta de todo y en varios idiomas, pero esta vez no nos ha traído su repertorio habitual, ni las versiones que suele hacer de Aute o Serrat, si no las canciones de Amalia y ni tan siquiera las que a ella le gustan, si no las que cree que deben de figurar en este tributo. Hace constantes alusiones al genio irrepetible de la homenajeada, y en un momento dado pide un aplauso para Lili, la que fue su secretaria y confidente hasta el mismo día de su muerte, que se encuentra entre el público.

Mísia y un cartel del “Fado Hespanhol” de 1927. (Foto: Pilar Arcos)

Mísia y un cartel del “Fado Hespanhol” de 1927. (Foto: Pilar Arcos)

“María, la portuguesa” (trasunto de la Rodrígues), del granadino Carlos Cano, nos llevó desde Ayamonte hasta Faro. “Ojos verdes” popularizada por Conchita Piquer y Miguel de Molina, nos paseó por la albahaca, el trigo verde y el verde limón en su versión original: “Apoyá en el quicio de la mancebía…”, no en la estupidez sintáctica que nos impuso la censura franquista durante muchos años: “Apoyá en el quicio de la casa mía…”
Con “Cançao Do Mar” (del repertorio de Amalia, aunque no de su autoría, y que popularizó aquí Dulce Pontes) Mísia alcanzó cotas sublimes. A mí, tengo que decirlo, esta odisea oceánica me suena a Macao, porque tuve la suerte de oírsela allí a la Pontes en 1999, en la ceremonia de devolución de la soberanía de aquel enclave a China, y hay momentos, como ese, que te marcan para siempre.
Era inevitable que interpretase “Ai Mouraría” (1951), uno de los mejores fados de la “Reina”. Y subió el listón hasta lo más alto con “Lagrima” (1983). “Por uma lágrima tua / que alegria / me deixaria matar” (“Por una lágrima tuya / qué alegría / me dejaría matar”. Y yo, casi.
Volver

Dejar un comentario

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. delmo
    Jun 22, 2014 @ 19:33:29

    Como tú sabes, querido Fernando, soy un apasionado del fado, más del lisboeta que del portuense, porque los entonados por los tripeiros son más tristes. Mísia es una de mis fadistas preferidas que, por cierto, llegó a España de la mano del entonces embajador de Portugal en Madrid, Fernando Reino. Abrazos

    Responder

  2. paloma80dias
    Jun 23, 2014 @ 09:01:39

    Buenísimo, como siempre. Me encantan los fados. Tomaré buena nota. Gracias!!

    Responder

    • Fernando Pastrano
      Jun 23, 2014 @ 11:48:06

      Gracias, Paloma. El festival lo clausuró Carlos do Carmo, para mí el mejor fadista vivo. Estuvo fantástico. Si te gusta el fado echa un vistazo a esta joya, una de las canciones que cantó en Madrid.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: