El tren del vino

El Duero a su paso por la localidad de Pinhao

El Duero a su paso por la localidad de Pinhao

Estamos en tiempo de vendimia, quizás un poco adelantado por los calores del verano ya pasado. Una vendimia que se presenta prometedora en toda la península, también en el “Douro vinhateiro” que es, como su nombre indica, la zona del río Duero en Portugal dedicada al cultivo de la vid y la elaboración de los vinos de mesa y oportos.

Viñedos en terrazas, sinfonía verdi-roja en un papel pautado natural

Viñedos en terrazas, sinfonía verdi-roja en un papel pautado natural

Paisaje estremecedor. Más de 40.000 ha. de viñedos plantados en unos 150 km. de escarpadas orillas, casi siempre en terrazas, con más de cien variedades de uvas que dan unos vinos espectaculares. Abruptos acantilados, ahora verdes y rojos, que caen al río cuyas aguas llegan a tener en algunos puntos 20 metros de profundidad.

Uno de los cruceros fluviales del “Douro Vinhateiro”

Uno de los cruceros fluviales del “Douro Vinhateiro”

Aquí no hay carreteras que bordeen toda la ribera. La orografía lo hace imposible. Lo habitual es que el turista tome alguno de los diferenters cruceros fluviales, desde el más corto (poco más de una hora), que parte de y vuelve a Oporto, hasta el que dura ocho días y sube río arriba hasta la frontera con España, Douro Azul.

El Comboio Histórico del que tira una locomotora diésel de 1967

El Comboio Histórico del que tira una locomotora diésel de 1967

Pero hay otra forma de transitarlo, a bordo del Comboio Histórico, un tren de época que recorre parte de los 203 km. que tiene la Línea Férrea del Duero entre Oporto y Pocinho.

El tren actual que hace la línea regular de pasajeros

El tren actual que hace la línea regular de pasajeros

Este ferrocarril fue inaugurado en 1887 tras doce años de intenso trabajo y aún sigue en uso como transporte normal entre los pueblos. De la gran dificultad de su construcción dan fe sus 26 túneles y 30 puentes.

Antiguos vagones de madera del Comboio

Antiguos vagones de madera del Comboio

El Histórico es la recuperación de un tren de principios del siglo XX, destinado al turismo. Se compone de cinco vagones de madera impulsados por una máquina de motor diesel de 1967.

Locomotora de vapor en una foto exhibida en la Quinta de la Pacheca

Locomotora de vapor en una foto exhibida en la Quinta de la Pacheca

Es una lástima que hayan quitado la locomotora a vapor tradicional, que le daba un auténtico sabor histórico, pero los elevados costes, según unos, el peligro de incendio de la vegetación circundante, según otros, aconsejaron su sustitución.

Ventanillas con vistas al Duero en la parte derecha del Comboio

Ventanillas con vistas al Duero en la parte derecha del Comboio

Sale el Comboio de la localidad de Peso da Régua a las 15:22 horas de todos los sábados entre el 13 de junio y el 31 de octubre, y regresa a la misma estación tres horas después. La marcha es lenta, no hay prisas, y las vistas a través de las ventanillas de la derecha (el convoy va por la margen derecha del río) son excepcionales.

El tren actual camino de Pinhao por la margen derecha del río

El tren actual camino de Pinhao por la margen derecha del río

El Duero corre, aunque parezca detenido por las 5 esclusas construidas en la parte portuguesa, con una belleza impresionante en su verdor a ratos amarillento, a ratos amarronado, azulado, tornasol…

Estación de Pinhao con unos excelentes azulejos de 1937

Estación de Pinhao con unos excelentes azulejos de 1937

El Comboio hace dos paradas, una en Pinhao, cuya estación cuenta con unos extraordinarios azulejos con escenas locales del siglo XIX, realizados en 1937 por el pintor ceramista J. Oliveira, y otra en Tua, a menos de 50 km. de la salida, donde se pueden comprar productos típicos de la región, sobre todo dulces. En Tua la máquina cambia al otro extremo del convoy y se regresa a Régua.

Un grupo folclórico ameniza todo el recorrido del Comboio

Un grupo folclórico ameniza todo el recorrido del Comboio

Tres horas amenizadas por un grupo de folclore local (“Adeus ó pedra redonda, onde se sentam as moças para ver passar a ronda”) y con la degustación de una copita de oporto, claro está, y algún caramelo local.

Interior remozado de uno de los vagones de madera

Interior remozado de uno de los vagones de madera

El éxito de este tren histórico es tal, que suele ir lleno y hay que reservar con antelación. Este año todavía estamos a tiempo (cohistorico@cp.pt), 35€ los adultos y 15€ los menores de 12 años. El año pasado viajaron 3.416 personas, 744 más que en 2013, de las que el 25% eran extranjeros. Volver
Dejar un comentario

Fotos: Pilar Arcos

Más información: Turismo de Portugal

Anuncios