Hay que seguir viajando

Con miembros de la Guardia Nacional de Túnez, en la carretera de Chott El Jerid

Acabo de volver de un viaje a Túnez. Seis días yendo del norte al sur y comprobando que el país sigue tan bello como siempre. O más.Todavía no he deshecho la maleta y me encuentro con el atentado de Londres.

Pero varios medios a los que he consultado la posibilidad de publicar reportajes turísticos sobre Túnez me han dicho que no es el momento más oportuno para hacerlo, para fomentar los viajes a ese “peligroso” país.

Desierto de Douz, Túnez

Cuando se enteraron de que iba a ir a Túnez, muchos amigos me dijeron que estaba loco, que para qué me arriesgaba. Ha sido uno de los viajes más tranquilos de mi vida. La proverbial paz del desierto se ha unido ahora a la paz de los resorts playeros prácticamente vacíos, salvo por la afluencia del turista nacional y la llegada de viajeros de la vecina Argelia.

Sidi Bou Said, Túnez


  • En Londres acaban de morir 5 personas (22 marzo 2017) en un atentado cerca del turístico Big Ben.
  • También en la capital británica, cuatro explosiones produjeron 56 muertos el 7 de Julio de 2005.
  • Justo hace un año, el 22 de Marzo de 2016 dos ataques en el aeropuerto y el metro de Bruselas dejaron 35 muertos.
  • Un camión irrumpió en un mercadillo navideño en Berlín el 20 de Diciembre de 2016 matando a 12 personas.
  • El 13 de noviembre de 2015, varios atentados en cadena mataron a 137 personas en París.
  • Un camión asesinó a 85 viandantes en Niza el 14 de Julio de 2016.
  • Incluso el 11 de Septiembre de 2001 murieron unas 3.000 personas en Nueva York en los tristemente famosos atentados del 11-S.
  • Y más cerca, en Madrid los terroristas asesinaron a 192 personas en trenes de cercanías el fatídico 11 de Marzo de 2004.

Desgraciadamente hay más.

Pues en ninguno de esos casos dejaron de publicarse reportajes turísticos sobre Londres, Bruselas, Alemnia, París, Niza, Nueva York o Madrid. Es más, algunas opiniones aseguraban que era el momento de viajar más que nunca a esos lugares como muestra de solidaridad y de desprecio a los terroristas que no se iban a salir con la suya.

Desierto de Ong Jemal, Túnez

  • Pero el 17 de Noviembre de 1997 un ataque causó más de 60 muertos en Luxor, Egipto.
  • El 28 de Abril de 2011 una bomba mató a 17 personas en el Café Argana de Marrakech, Marruecos.
  • El 18 de Marzo de 2015 tres terroristas asesinaron a 25 personas en el Museo de El Bardo de Túnez.
  • El 26 de Junio de ese mismo año un pistolero mató a 38 personas en un hotel de Susa, Túnez.
  • El 12 de Enero de 2016 estalla una bomba junto a la Mezquita Azul de Estambul y mata a 10 personas.

Desgraciadamente hay mas.

En todos los casos, las cancillerías occidentales desaconsejaron viajar a Egipto, Marruecos, Túnez o Turquía, y la mayoría de los medios dejaron de publicar reportajes turísticos sobre estos países. Doble vara de medir. O triple.

El terrorismo, aunque parezca una perogrullada, lo que busca es el terror, el miedo. La mejor manera de enfrentarse a los terroristas es obviando el miedo, no cayendo en su chantaje, intentando seguir con nuestras vidas cotidianas. Y en nuestro quehaceres habituales ocupa un lugar importante el viaje. Hay que seguir viajando.

Calle de Tozeur, Túnez

He visto ahora un Túnez más vigilado que antes, pero se me antoja que también más bello. De las ruinas de Cartago a Douz, la Puerta del Desierto. De las playas de Hammamet al lago salado de Chott El Jerid. Pasando por los palmerales y oasis inefables de Tozeur, donde según Franco Battiato “…circulan aún más despacio los trenes…”, pero circulan.

FOTOS: PILAR ARCOS

Volver
Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: