Y la luz se hizo en la Ciudad Prohibida


Tienanmen, puerta de entrada a la Ciudad Prohibida. (Fotos: Pilar Arcos)

Tienanmen, puerta de entrada a la Ciudad Prohibida.
(Fotos: Pilar Arcos)

Por primera vez en la historia, la luz eléctrica ha entrado en los aposentos de la Ciudad Prohibida de Pekín, el museo-monumento más visitado de China y del mundo. El miedo a los incendios y al deterioro mantenían sus estancias más íntimas alumbradas sólo con luz natural.

Palacio de la Ciudad Prohibida hasta ahora iluminado solo por la luz exterior

Palacio de la Ciudad Prohibida hasta ahora iluminado solo por la luz exterior

Había luces, claro, sobre todo en la entrada de Tienanmen, la del célebre retrato de Mao, pero cuando llegaba la noche los palacios interiores se sumían en una penumbra-oscuridad muy acorde con el aspecto misterioso del lugar.

Salón de la Armonía Suprema iluminado con lámparas led

Salón de la Armonía Suprema iluminado con lámparas led

A partir de ahora seis de sus salones principales, los que componen el eje sur-norte, el más visitado por los turistas, disponen de luz eléctrica a todas horas, luces frías tipo led con filtros especiales que dejan ver detalles antes ocultos a la mirada de los espectadores.

Carátula del DVD de "El último emperador" de Bernardo Bertolucci

Carátula del DVD de “El último emperador” de Bernardo Bertolucci

La llamada Ciudad Prohibida (porque muy pocos mortales tenían acceso a ella) fue Palacio Imperial entre 1420 y 1911, años del reinado de las dos últimas dinastías chinas, la Ming y la Qing. Allí vivieron los últimos 24 emperadores, incluido Pu Yi, el de la película de Bertolucci “El último emperador”.
Depuesta la monarquía, en 1925 pasa a ser el Museo Imperial abierto al público, patrimonio de la humanidad desde 1987.

Una de las quimeras del Gugon (Antiguo Palacio)

Una de las quimeras del Gugon (Antiguo Palacio)

Pero es mucho más que un museo. El Gugong (Antiguo Palacio) es el conjunto palaciego mejor conservado. En 720.000 m² se levantan casi diez mil estancias, dice la tradición que exactamente 9.999, porque el 9 es un número mágico, el máximo valor ordinal; porque 9 suena como “jiu”, “largo” “longevidad”; y porque ningún palacio terrenal puede superar al Palacio Celestial, que dicen que tiene 10.000 habitaciones.

Muchos turistas, la inmensa mayoría chinos, visitan a diario la Ciudad Prohibida

Muchos turistas, la inmensa mayoría chinos, visitan a diario la Ciudad Prohibida

Por allí pasan todos los años 15 millones de personas, lo que lo convierte no solo en el principal monumento de Pekín, sino del mundo. El Louvre de París recibe a 9,2 millones, la Torre Eiffel a 7, y las Pirámides de Egipto en su mejor momento acogieron a 4 millones.
El récord de visitantes de la Ciudad Prohibida se consiguió en la Fiesta Nacional de 2010 (1 de octubre) con 122.000 turistas, cuando en teoría tiene una capacidad para 60.000 diarios.

Obras de reforma junto a la puerta de la Pureza Celestial

Obras de reforma junto a la puerta de la Pureza Celestial

El año pasado la Ciudad Prohibida celebró sus 90 años como museo. Entonces empezaron unas reformas que terminarán antes de 2020, fecha que marca el 600 aniversario del Palacio Imperial. Para ese año todas las estancias tendrán luz eléctrica segura.
Y aunque los grandes espacios abiertos proporcionan luz más que suficiente a la mayoría de los edificios, las zonas más interiores siempre se han mantenido tenuemente iluminadas para proteger muebles, pinturas y antigüedades de la luz y el calor.

Una de las vasijas de bronce que contenían agua para apagar incendios

Una de las vasijas de bronce que contenían agua para apagar incendios

La mayoría de las construcciones son de madera y han sufrido muchos incendios a lo largo de la historia. En todos sus patios aún pueden verse unas enormes vasijas de bronce, ahora vacías, pero que servían para contener agua para apagar fuegos.

Salón de la Armonía Suprema o Salón del Trono

Salón de la Armonía Suprema o Salón del Trono

En el eje central de la Ciudad Prohibida hay seis palacios, el más importante es el de la Armonía Suprema (Taihe Dian), conocido también como Salón del Trono. Aquí se celebraban las grandes ceremonias, y es uno de los que ya pueden contemplarse en detalle gracias a las lámparas led.

Imagen de hace unos años del Trono de la Armonía Suprema

Imagen de hace unos años del Trono de la Armonía Suprema

Así se ve el Trono de la Armonía Suprema iluminado con leds

Así se ve el Trono de la Armonía Suprema iluminado con leds

Donde antes sólo había penumbra y polvo centenario, ahora aparecen colores vivos, tan del agrado del arte tradicional chino. Pero hay quien cree que con la luz se ha perdido la magia, el misterio. Son muy famosas las leyendas que hablan de fantasmas que recorren algunos rincones de la Ciudad Prohibida. El año pasado se abrieron al público dos salones hasta entonces cerrados y en los que se aseguraba que moraban varios seres espectrales. Y aunque no se ha constatado su existencia, los palacios Cining y Shoukang siguen siendo famosos por sus apariciones.

Torre de la esquina noreste de la Ciudad Prohibida, escenario de antiguas leyendas

Torre de la esquina noreste de la Ciudad Prohibida, escenario de antiguas leyendas

De una de las cuatro torres exteriores se dice que solo se pudo acabar de reconstruir con la ayuda de una divinidad.
Lo cierto es que el recinto es un pozo sin fondo y en él se siguen descubriendo tesoros. El pasado mes de mayo, sin ir más lejos, se hizo público el hallazgo de los restos de un palacio primitivo bajo las construcciones actuales perteneciente a la época de los mongoles, siglos XIII a XIV. Ahora, con la luz, a nadie extrañaría que se encuentren muchos más.
Vídeo de la televisión china CCTV en español

Volver

Dejar un comentario

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: